jueves, 17 de octubre de 2013

Cada día

Es como sentir tener los pies, las manos y la punta de la nariz fría durante todo el día, todos los días de la semana, todas las semanas de cada mes desde hace muchos meses.
Es preparar café y hacer siempre de más. 



Es imaginar posibles encuentros, reacciones y conversaciones antes de dormir cada noche, todos los días de la semana, todas las semanas de cada mes desde hace muchos meses.

Es no poder odiar. Es no poder esperar. Es no poder odiar esperar.

Es una locura, es lo que es.


Es Octubre, otoño y olor a castañas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe las entradas en tu email