martes, 22 de octubre de 2013

Aún estamos en otoño

Estaban las mañanas de invierno que no te dejaban salir de la cama. Y estabas tan guapo durmiendo entre sábanas con los primeros rayos de sol que se colaban en la habitación reflejándose en tu cara, que nunca nadie se atrevió a hacerte salir. Estabas tan a gusto que nadie hubiese podido evitar abrazarte mientras dormías. Que las mañanas de invierno eran menos frías si tú estabas en ellas.


Esta mañana se despierta gris y aún estamos en otoño, pero es incluso más fría que las mañanas de invierno que pasamos, porque al fin y al cabo, no las recuerdo tan frías.


"Cuidado con la tristeza, es un vicio."
Gustave Flaubert.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe las entradas en tu email